Albergue La Incera

Desde el blog

Cartografiando el valle de Soba

Agrupacion Espeleologica Ramaliega - Ramales de la Victoria

Una de las mejores maneras de conocer el entorno que nos rodea es pintar lo que vemos, es una manera de prestar atención a lo que ves y de analizarlo a la vez que vas trazando líneas o escribiendo una leyenda. En nuestro interés de conocer cada vez mejor el valle y hacerlo desde todas las perspectivas, esto es una parte fundamental.

Durante la semana pasada hemos tenido unos colaboradores muy especiales, los alumnos de 1º de ESO del Colegio Altamira, que  vinieron  a disfrutar de Soba y de nuestro albergue. Entre las actividades que les propusimos tuvieron como tarea confeccionar  dos mapas. Por un lado, realizaron un callejero de San Martin. Un mapa plasmando en papel todo el entorno de nuestro albergue: los caminos, las edificaciones, los bosques…. Por otro lado, al día siguiente, y tras la ruta por los miradores del Gándara, nuestros pequeños colaboradores hicieron un pequeño mural en el que reflejaron todo aquello que vieron durante la caminata. Por el camino recogieron muestras de hojas y plantas, que les ayudaron a completar sus  obras. Después de analizar los resultados, podemos decir que muchos de los chicos son unos artistas.

Pero no todo fueron mapas, también visitamos el Centro ictiológico de Arredondo y vimos cómo funciona la ganadería de nuestro vecino Juan Carlos. Allí nos enseñó cómo se ordeña, donde se almacena la leche y tuvimos el enorme privilegio de conocer a dos “jatucas” que apenas tenían quince días de vida.

Pero sobre todo no paramos de jugar, y a los juegos se unió Jaime, un vecino muy peculiar y saleroso, que propuso a los niños algunos juegos tradicionales. Después disfrutamos con la gymkana nocturna, una búsqueda del tesoro con brújulas y linternas en la que alguno se llevó un buen susto cuando iba a coger el ansiado tesoro.

Y el último día, por si no habíamos tenido suficiente, llegó  la aventura. Nos fuimos a hacer espeleología a la cueva de Coventosa. Nadie se arrugo y todos nos sumergimos en las profundidades de la tierra. ¡Parece mentira lo que tiene Soba bajo sus suelos!… formaciones increíbles, enormes salas repletas de estalactitas y estalagmitas, un auténtico espectáculo de la naturaleza. Fue una experiencia que recordaremos siempre.

Han resultado tres días fantásticos, llenos de experiencias junto a los alumnos de un colegio muy especial para nosotros. Esperamos teneros muy pronto de vuelta.

Agrupacion Espeleologica Ramaliega - Ramales de la Victoria

Déjanos un comentario