Albergue La Incera

Desde el blog

Y la alegría llegó a San Martín

CEIP_VNIEVES_GURIEZO (3)

Que el título no nos engañe, aunque San Martín es un pequeño y tranquilo pueblo sobano nadie podrá decir que es un lugar triste. Desde nuestra llegada al pueblo fuimos recibidos muy afectuosamente por sus habitantes, después de unas décadas en las que la población no había hecho más que descender, la llegada al pueblo de gente joven era un soplo de aire fresco.

Ellos fueron ellos, más concretamente nuestra vecina de abajo Anita, los que a nuestra llegada nos mostraron la casa que a la postre convertiríamos en nuestro negocio,  los que nos contaron la historia de la casa y de sus propietarios. Fueron ellos los que nos hablaron de la gran riqueza de los frutales de la finca, fruta que los antiguos dueños de la casa repartían desinteresadamente entre los vecinos. Aun hoy alguno de estos árboles sigue regalándonos cada verano unas maravillosas manzanas y unas jugosísimas peras.

Durante el tiempo que duró la reforma ellos siempre estuvieron pendientes de nosotros, nos ayudaron a segar el “prao”, nos dieron conversación los largos días de trabajo, reímos con ellos y con nuestro albañil Jose, pero sobre todo se alegraron de que nuestro negocio fuese un albergue, querían que llegase gente al pueblo, sobre todo gente joven.

Y  así paso el tiempo hasta el día 27 de abril cuando recibimos a nuestros primeros huéspedes, nada menos que la clase de 6º de primaria del Colegio Nuestra Señora de las Nieves de Guriezo. Un magnifico grupo de chavales con los que pasamos tres días estupendos, divirtiéndonos, conviviendo, aprendiendo y conociendo nuestra comarca. Así que la alegría llegó a Soba y llegó a San Martín, bueno no sé si la alegría pues como ya hemos dicho esta nunca faltó, pero si la alegría ruidosa y espontanea de los niños, que tanto anhelaban nuestros vecinos.

Por todo esto queremos dar las gracias a Pablo, Leire, Jeni, Soraya, Marina, Ainara, Paula, Darwin, Igor, Unai, Mario, Erik, Jose, Jana, Rocío, Uxue, Haizea, Rubén, Guille, Ainhize y Daniel, y también a sus profes Nayara y Paqui. Gracias por ser nuestros primeros huéspedes, por confiar en nosotros, por habernos dejado tantos buenos momentos y sobre todo por traer la alegría a San Martín.

Déjanos un comentario